Facebook INTERNATIONAL TRAPPIST ASSOCIATION
Login: Pass:

Abadías | Scourmont Lez Chimay (B)

Abbaye N. D. de Scourmont

Route du Rond Point 294 ~ B-6464 Forges (Chimay)
tel. +32 (0)60 21 05 11 ~ fax +32 (0)60 21 36 46
www.scourmont.be
email: abbaye@chimay.be

Bières de Chimay et Fromages de Chimay

Route Charlemagne 8 ~ B-6464 Baileux (Chimay)
tel. +32 (0)60 21 03 11 ~ fax +32 (0)60 21 34 22
www.chimay.com
e-mail: info@chimay.com

 

Corría el verano de 1850 cuando un pequeño grupo de monjes trapenses se instaló en la yerma planicie de Scourmont, cerca de Chimay. Con su sudor y esfuerzo construirían allí una abadía cisterciense transformando poco a poco el ingrato suelo de esta región en un fértil terreno agrícola.
En torno al monasterio, de una gran belleza dentro de su sencillez, se desarrolló una granja y más adelante una fábrica de cerveza y queso.
 

BIERES DE CHIMAY

LA CERVECERÍA TRAPENSE DE CHIMAY, UNA EMPRESA DINÁMICA, A VOCACIÓN HUMANA Y SOCIAL

En 1862, los monjes de Chimay elaboran su primera cerveza, conocida en la actualidad con el nombre de ""Première"" (Primera) (75 cl), respetando las tradiciones monásticas de una elaboración natural y de una fermentación alta seguida de una nueva fermentación en el envase.

Poseyendo el estatuto de sociedad anónima, la cervecería de Chimay es el ejemplo de una empresa dinámica que saca de la tradición y de la regla de las Abadías trapenses su vocación social prioritaria. Esta particularidad beneficia a las obras de ayuda mutua gracias a  los beneficios de su actividad garantizando al mismo tiempo el desarrollo socioeconómico de su región. Se comprueba por otro lado en un clima de relación interno caracterizado por su dimensión humana. Practicando un comparto de las responsabilidades y competencias entre monjes y laicos, la SA Cervezas de Chimay emplea a 95 personas.

Activa en el mercado de las cervezas especiales, la empresa debe a la calidad y autenticidad de sus productos la realización de resultados notables. Profundamente afianzada en la memoria colectiva belga, la Chimay es una embajadora también de carácter del país de la cerveza y realiza en exportaciones más del 50% de su volumen de negocios.

La sociedad fue creada por la comunidad monástica de Chimay-Scourmont, que tiene la totalidad de las participaciones. Ante el éxito de sus productos y con el fin de preservar la calma y la paz necesaria para su vida espiritual, los monjes crearon la Fundación Chimay Wartoise, una fundación de interés pública, a la cual confiaron el accionariado de sus empresas y la misión de proseguir la acción social de la Abadía en la región. La marca Chimay pertenece siempre a la comunidad monástica, pero todo el canon de esta marca sirve tanto a las actividades de desarrollo regional realizadas por la Fundación Chimay Wartoise, que a una muy amplia actividad humanitaria y caritativa realizada por la Abadía, tanto en Bélgica como en otras partes del mundo, en particular en África, a través de su Asociacion sin animo de lucro "Solidaridad Cisterciense". Es también con este fin de búsqueda de sosiego y paz en la Abadía que el centro de embotellamiento y expedición, así como las oficinas administrativas se desplazaron a algunos kilómetros del monasterio. La fabricación de la cerveza, por su parte, se hace siempre bajo la supervisión de los monjes en el seno de la Abadía.

En el ejercicio de su actividad, la empresa se dedica más concretamente a tres principios: la valorización de las personas integrándolas a los proyectos de empresa, la calidad de las relaciones humanas y la preocupación de preservar una fuerte sujeción regional.

Concretamente, la SA Cervezas de Chimay invierte en las tecnologías respetuosas del medio ambiente y del empleo y ofrece a los 95 miembros de su personal amplias posibilidades de formación.

 

CHIMAY FROMAGES

En 1850, un grupo pequeño de monjes de la Abadía de Westvleteren se instaló en Chimay y construyó la Abadía de Scourmont. Las tierras eran áridas pero los monjes pusieron los medios para que sean fértiles y, en 1862, los monjes emprendieron la fabricación de la mantequilla gracias a la compra de unas 50 vacas de pura raza ` holandés'.
En 1876, el Hermano Benoit viajó a Francia para estudiar la fabricación de un queso con pasta semidura: Así nació el queso ` trapense' de Chimay.
A continuación, las instalaciones siguieron modernizándose, la producción aumentaba y las ventas se desarrollaron a una escala mayor.
La unidad moderna de producción está Certificada BRC (British Retail Consortium) al Nivel A, desde el més de noviembre de 2007, e intenta, aún hoy día, producir los quesos de Chimay según los principios de calidad y de autenticidad queridos por los monjes de Scourmont.

Los quesos de Chimay sestán fabricados exclusivamente con leche de la región y productos artesanales. Se comercializan principalmente en Bélgica pero se exportan también en Francia, en Estados Unidos, en los Países Bajos, en Escandinavia…
En 2008, Chimay Quesos emplea a 32 personas y produjo 900 toneladas de queso. La recogida de la leche se hace ante 250 agricultores regionales mediante la cooperativa Coferme.

El Queso de Chimay es un queso trapense auténtico. Está fabricado bajo el control y la responsabilidad de la comunidad trapense de Scourmont, en la cercanía de la Abadía y la parte principal de los beneficios van a las obras sociales.