Facebook INTERNATIONAL TRAPPIST ASSOCIATION
Cervezas trapensesCervezas trapensesCervezas trapenses
Login: Pass:

Productos | Cervezas trapenses | Cervezas trapenses

  Chimay (B)

Lanzada en 1956 como cerveza de Navidad, la  Chimay Azul  se distingue por su carácter de cerveza fuerte. El aroma de levadura fresca asociado a un ligero tono floral rosáceo es particularmente agradable. Su sabor relativamente seco deja una nota agradable. A temperatura ambiente, libera toda su fuerza y resulta buena para el cuerpo y el espíritu. En las botellas consta el año de la cosecha. Conservada en un lugar umbrío y fresco, esta cerveza mejora con el paso del tiempo. 

La cerveza de  Chimay Triple  es típica por su color dorado, su aspecto a menudo velado y su espuma fina, se caracteriza por su aroma, resultante de la agradable combinación entre el lúpulo fresco y la levadura. El aroma de la cerveza en boca procede de los perfumes del lúpulo: sobre todo tonos afrutados de tipo moscatel y uvas pasas o incluso de manzana madura. Este aroma pone de relieve el tono amargo, que no es acre sino más bien un matiz amargo que se funde en boca. 

La  Chimay Roja   es la más antigua de las cervezas de Chimay. En 1862, los monjes de Chimay elaboraron su primera cerveza siguiendo las tradiciones monásticas de elaboración natural. Este cerveza oscura, de color rojo cobrizo, desprende un aroma ligero y complejo así como matices afrutados y notas a albaricoque. Su espuma es densa y untuosa. La Chimay Roja destaca por su sabor sedoso con un ligero toque de amargor.

La  Chimay Dorée,  reservada hasta la fecha a la comunidad de monjes, sus huéspedes y colaboradores, se encuentra ahora disponible en el mercado. Esta cerveza rubia y ligera desprende un aroma sutil a cáscara de naranja y una espuma tan fina como la nieve. Su sabor apunta a una delicada combinación de lúpulo fresco y cilantro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 
 

El arte de la cata:

La Chimay Azul y la Chimay Roja se toman idealmente a la temperatura ambiente de la bodega: de 10 a 12 °C; ¡una temperatura que confiere a la Chimay Azul una gran riqueza en el cuerpo y el espíritu!
Tengamos en cuenta no obstante que la Chimay Azul y Roja pueden también consumirse más frescas, aproximadamente a 8°C, así se mostrarán especialmente desalterantes.
La Chimay Triple y la Chimay Dorée, por su parte se beben más frescas, entre 6 y 8 °C.
 

Además de que se toma idealmente a una temperatura precisa, la Chimay merece que se sirva en el vaso Chimay. Indispensable, éste debe a su forma de cáliz de magnificar los aromas y sabores de la cerveza. Es en este vaso, ligeramente inclinado, se sirve lentamente, de una vez, mirando en no tocar el vaso o la espuma con el gollete de la botella. Se termina de servir la Chimay dejando un centímetro de cerveza dentro de la botella.