Cervezas

El producto trapense más conocido es la cerveza Trappist®. La Asociación internacional trapense reagrupa trece abadías que venden su propia cerveza. Las fábricas de cerveza están todas equipadas de instalaciones de elaboración de cervezas de alta calidad que contribuyen particularmente a la gran calidad de la cerveza Trappist®.

  • Achel - Elaboradas por la abadía Notre-Dame de Saint-Benoît de Achel.
  • La Trappe - La Trappe Trappist® , comprende nueve cervezas trapenses compuestas de ingredientes naturales.
  • Chimay - Producida por la fábrica de cerveza «Cervezas de Chimay » de la abadía de Scourmont.
  • Rochefort - Cerveza de alta fermentación elaborada por la abadía Notre-Dame de Saint-Remy en Rochefort.
  • Westmalle - Westmalle Tripel, Dubbel y Extra Trappist®.
  • Westvleteren - Trappist® Westvleteren,disponible en las variedades « Blond », « 8 » y « 12 ».
  • Zundert - Zundert, producida en la fábrica de cerveza de la abadía Notre-Dame-du-Refuge.
  • Stift Engelszell - Stift Engelszell.
  • Mont des Cats - Mont des Cats-Trappist®-bier, de la abadía del mismo nombre dentro del Flandes francés.
  • Spencer Trappist - Spencer Trappist® de la abadía Saint-Joseph.
  • Tre Fontane - Tre Fontane, producida en la fábrica de cerveza de la abadía de Tre Fontane.
  • Cardeña - Cerveza de Cardeña Trappist® la cerveza Trappist® española de la abadía de San Pedro de Cardeña.
  • Mount St. Bernard - Tynt Meadow English Trappist Ale, producida en la fábrica de cerveza de la abadía Mount Saint Bernard.
  • Orval - Orval®-Trappist, producida por la abadía de Orval.
NL

Welkom

Welkom
EN

Welcome

Welcome
FR

Bienvenue

Bienvenue
DE

willkommen

willkommen
IT

benvenuto

benvenuto
ES

bienvenida

bienvenida

Ajustar la preferencia de cookie

Este sitio de internet utiliza cookies. Utilizamos cookies para que nuestro sitio de internet funcione mejor para nuestros visitantes. Además de eso, utilizamos también  cookies con fines analíticos.

Saber más acerca de nuestra ‘declaración relativa a la protección de la vida privada’.

No gracias Fine